Raspberry Pi Compute Module: ¿qué son?

Estamos acostumbrados a ver la Raspberry Pi como un pequeño ordenador completo y listo para trabajar en cualquier proyecto o actividad en cuanto le insertemos un sistema operativo en una tarjeta de memoria y le conectemos un teclado, un ratón y una pantalla. Esto, en cualquiera de sus formatos: A, B, Zero; y lo mismo en cualquiera de sus versiones: 1, 2, 3…

Raspberry Pi Compute Module (cc 4.0 - Raspberry Pi Foundation)
Raspberry Pi Compute Module (cc 4.0 – Raspberry Pi Foundation)

Sin embargo, esto no es todo lo que ofrece la fundación Raspberry Pi en este sentido: nos falta por hablar de los compute module, o módulos de computación, que es un formato adicional de la Raspberry Pi, específicamente diseñado para aplicaciones industriales. Esto es: que se enchufan y ejecutan dentro de un proyecto más grande, como sistema embebido o empotrado.

Los módulos de computación de Raspberry Pi son unas placas con el formato y tamaño de los chips de memoria RAM de los ordenadores, es decir, encajan en un zócalo de tipo SODIMM DDR2 de 200 pines. Incorporan el microprocesador de la Raspberry Pi, una cierta cantidad de memoria RAM del orden al que nos tienen acostumbrados los modelos A (512 MB en los disponibles actualmente) y un chip integrado de memoria eMMC Flash de 4 GB donde podemos instalar un sistema operativo de la misma forma que si fuera una tarjeta SD. De hecho, el estándar eMMC es un subestándar de tarjetas de memoria multimedia.

Por el momento tenemos que quedarnos con el hecho fundamental de que no son ordenadores de propósito general, ni completos:

  • No incorporan tanta memoria RAM como otros formatos, por lo que no es a priori una configuración adecuada para hacer tareas personales.
  • La memoria que incorporan para la carga del sistema operativo es la mitad de la mínima recomendada para una instalación de Raspbian, por lo que los sistemas a los que dedicar este módulo deberían prescindir de entornos gráficos de trabajo y muchas aplicaciones de uso general.
  • No tiene puertos de alimentación, ni USB, ni de red, ni HDMI,…

Todo lo demás lo tenemos que aportar nosotros en nuestro proyecto, al que podremos enchufar un módulo de computación a través de un zócalo SODIMM DDR2 soldado a la placa que habremos diseñado y creado para la ocasión. Para facilitarlo, la fundación Raspberry Pi proporciona un kit de desarrollo con una placa de expansión especial para desarrollar sistemas embebidos basados en los módulos de computación.

Placa de expansión para desarrollo de proyectos industriales basados en el Compute Module. Puede verse uno enchufado en el zócalo SODIMM DDR2 (cc-4.0 Raspberry Pi Foundation)
Placa de expansión para desarrollo de proyectos industriales basados en el Compute Module. Puede verse uno enchufado en el zócalo SODIMM DDR2 (cc-4.0 Raspberry Pi Foundation)

A dicha placa enchufas tu módulo y te proporcionará nada menos que 120 pines GPIO (¡la Raspberry Pi 2 y la 3 tienen 40!), un puerto HDMI para conectar una pantalla, un puerto USB, un puerto de alimentación micro-USB que admite 5 V, dos puertos para cámara y dos puertos para pantalla. Eso no quiere decir que tu proyecto tenga que tener todo esto: esto lo usarás para desarrollar y depurar tu aplicación industrial. La placa donde insertarás este módulo probablemente tenga una pantalla, algunos sensores y algunos pulsadores o dispositivos sencillos de entrada, todo ello conectado al módulo a través de GPIO, pero nada más. De hecho, por razones como esta no incorpora aquello que es prescindible y susceptible de integrar por USB, como la tarjeta de red.

Los precios suelen rondar los 40 $ para el compute module y alrededor de 100 $ para el kit de desarrollo, aunque los he visto descontados ambos, en un kit, por unos 67 € IVA y gastos de envío incluidos, en la filial española de RS, que es uno de los vendedor oficiales de la fundación Raspberry Pi para este producto. ¡Importante!, de momento sólo he visto los correspondientes a la Raspberry Pi 1, es decir, microprocesador de un sólo nucleo y 700 MHz.

Si os interesa la obtención en lotes o por otros canales, podéis consultar precios y condiciones de distribución en la página de la fundación Raspberry Pi. Lo he visto también en Amazon, pero a un precio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *