¿Qué es programar?

Una de las cosas que puedes hacer con la Raspberry Pi tan pronto como la pones en marcha es programarla.

Programar es decirle a un aparato electrónico qué pasos debe seguir para hacer algo útil. Por ejemplo, dibujar una forma en la pantalla, reaccionar cuando pulsas teclas en un teclado o un botón, emitir sonidos por un altavoz, encender y apagar una luz,… cualquier cosa que veas hacer a un aparato electrónico tiene detrás un programa. Es como un guión.

La Raspberry Pi es un ordenador, y los ordenadores son aparatos electrónicos fabricados sin un propósito concreto, es decir: de propósito general. Esto quiere decir que, con más o menos esfuerzo, pueden hacer cualquier cosa. Por ejemplo, un vídeo sólo se puede programar para grabar un programa a una cierta hora: su propósito es concreto. Un ordenador se puede programar para que haga lo mismo que un vídeo, o cálculos complicados, para jugar (un videojuego es un programa), para que reproduzca música, o para que vigile la temperatura de una habitación, o para que saque fotos a la puerta si se abre…

Programar es una técnica que proviene de las matemáticas (sí, las matemáticas; si no te gustaban y no lo sabías, espero que a partir de ahora las veas de otro modo) y aunque lleva muchos siglos usándose de una u otra forma gracias a personas como Charles Babbage y Ada Lovelace entre otras muchísimas, ha servido para construir el mundo que conocemos desde que en la década de 1940 aparecieron los primeros ordenadores modernos.

Grace Murray Hopper fue una mujer importantísima en la historia de la computación y la programación moderna. Pulsa en la foto para saber más de ella.

En la foto puedes ver el primer ordenador comercial de la historia. Ni siquiera tenía pantalla y era muy rudimentario de programar, necesitaba muchísima electricidad para funcionar y los resultados eran complicados de interpretar. Entre esa foto y la Raspberry pasaron más o menos 50 años, y ahora es mucho más fácil. Con una pantalla, unos altavoces y un teclado, la Raspberry puede hacer cosas increíbles fácilmente si sabes decirle cómo, pero sólo verás los resultados por la pantalla y los altavoces. Pero si le conectas más cosas (como un robot o una cámara) podrá hacer todavía más.

En siguientes artículos vamos a ir paso a paso aprendiendo a programar con un lenguaje llamado Python (que se dice más o menos “payton”). Es fácil de entender y muy potente, y la Raspberry lo incluye “de serie”. Pero como lo importante es entender un problema para saber qué hay que programar, en cuanto sepamos lo básico haremos siempre ejercicios prácticos; escribir el programa en el lenguaje Python, o en cualquier otro, es mucho menos importante y mucho menos divertido que aprender a “pensar” como lo haría un ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *